coaching, liderazgo, negocios, PNL, Sin categoría

Decir lo bueno, Fruto bueno. Decir lo malo, Fruto malo.

decir lo buenoEn la PNL se hace constante referencia al poder que tienen las palabras sobre nosotros, sobre nuestra vida, sobre nuestros resultados y sobre el entorno en el que vivimos.

Todas las palabras tienen una vibración y un significado, por lo cual, cada vez que las mencionamos, obtendremos un resultado, no solo por lo que evocamos que significa, sino por la vibración que ésta conlleva y que puede impactar a nuestro alrededor, así como a las personas que nos rodean.

Cuando nosotros “decimos” o “verbalizamos” las palabras, les estamos dando vida. Por lo que si algo no existe, hacemos que exista mediante nuestra lingüística.

He tomado un breve versículo de la Biblia que me parece muy ilustrativo al respecto. Lo citaré tal cual y luego continuaremos con el mensaje:

EL FRUTO BUENO, EL FRUTO MALO.

MATEO 12:33-35

[Un buen árbol produce buenos frutos, y un mal árbol produce malos frutos. Para saber si un árbol es bueno o es malo, sólo hay que fijarse en sus frutos. Lo mismo sucede con las personas: para saber si son buenas o malas, sólo hay que fijarse en las cosas que hacen. Lo que ustedes enseñan es tan malo como el veneno de una serpiente. ¡Claro! ¿Cómo van a decir cosas buenas, si ustedes son malos? Porque si alguien es bueno, siempre dice cosas buenas, y si es malo siempre dice cosas malas].

Tu puedes elegir cuantos mensajes encuentres en este pequeño párrafo, pero podemos notar algunos de ellos.

  1. Una buena persona, da buenos resultados, una mala persona, da malos resultados. Nos podemos dar cuenta de cómo es una persona en su corazón, por los resultados que tiene, por aquello que produce, o inclusive si no produce.
  2. Las enseñanzas de una persona pueden ser un veneno para los demás si ésta persona habla lo malo y además lo enseña.
  3. Una persona que es buena, siempre dice cosas buenas y aquellos que son malos siempre hablan cosas malas.  Si escuchas a las personas detenidamente, te darás cuenta por sus palabras qué es lo que está hablando.   Recordando que, de lo que está lleno el corazón habla la boca.

Tu puedes tomar el mensaje que desees o interpretar como lo desees, yo sólo quiero notar aquellas cosas que inclusive para mi son aprendizajes de vida.

Una buena programación inconsciente, nos ayudará a hablar las cosas buenas, para poder entonces atraer esas cosas buenas a nuestra vida y a la de las personas que nos rodean.  Y que nuestras enseñanzas a los demás sean como miel de abeja y no como veneno de serpiente que endurece otros corazones.

LOS FRUTOS BIEN PLANEADOS.

Enfócate por un momento en todos los buenos resultados que quieres tener y en aquellas cosas maravillosas que deseas que te sucedan. Toma un tiempo para anotarlas en una libreta, creeme que es de suma importancia hacerlo cuanto antes.  Yo diría que es casi urgente que lo realices, y puedes elegir hacerlo en este momento si deseas.

Anota:   ¿Qué resultados quiero tener en esta semana específicamente?  ¿En este mes? En este año? ¿Dentro de 3 años? y así sucesivamente.  Y entonces empieza a escribir posteriormente ¿Qué  palabras son las que necesito empezar a verbalizar para darle vida a esto que deseo en mi vida? ¿Qué es aquello que es bueno compartir con los dempas? ¿Qué lecutras pueden ayudarme a nutrir mi mente y mi corazón para hablar lo mejor? ¿Cuánto tiempo voy a dedicar al día para esta práctica?  ¿Qué es aquello que hay bueno en mi y que puedo compartir a los demás?.

Hay muchos ejercicios que podemos hacer de esta lectura, pero te aseguro que si haces lo básico tendrás resultados muy efectivos en corto tiempo.

Ocúpate siempre de que tu mente esté llena de cosas y pensamientos hermosos.   Toma el tiempo para amar aquellas cosas que son hermosas y palabras con grandes significados, para que cuando hables, se note en tus palabras que estás lleno de cosas buenas y así puedas ser el árbol que coseche los mejores frutos.

Esta lectura es para mi como una medicina que me sana por lo que quise compartirlo contigo, creeme que lo que escribo es primero para mi.  Tu puedes elegir en tomarlo o no.

Gracias por  permitirme compartir contigo mis mensajes. Y si deseas puedes compartir con las personas que amas, y con las que no también.

Dejame tus datos si deseas que estémos más cercanos tú y yo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s